cuidado-de-la-piel

Propiedades de las almendras para la piel

Las propiedades de las almendras se obtienen prensándola en frío para extraer su aceite que tiene aplicaciones cosméticas y de belleza, siendo usado para hacer masajes, nutrir el rostro y el cabello.

La almendra es un fruto seco que brinda beneficios increíbles al cuerpo, piel y cabello, su efectividad está comprobada y es uno de los aliados esenciales para cuidar tu belleza por dentro y por fuera. Las propiedades de las almendras se obtienen prensándola en frío para extraer su aceite que tiene aplicaciones cosméticas y de belleza, siendo usado para hacer masajes, nutrir el rostro y el cabello.

Es excelente para tratar diferentes problemas en la piel como la sequedad, gracias a sus ácidos grasos, dándole a tu piel un aspecto terso, suave, joven y radiante. Es un hidratante facial por excelencia, ideal para todo tipo de piel, en especial las pieles secas, por ser rica en antioxidantes, vitamina E y nutrientes esenciales que mantienen su humedad e hidratan la piel.

Sus efectos en la piel son múltiples, son conocidos por funcionar como desmaquillante, hidratante, antiestrías y para reducir las arrugas. Por eso Garnier ha diseñado la Crema hidratantes 3 en 1 humectante / hidratante con almendra y aloe vera que restaura, hidrata y humecta la piel, siendo la combinación perfecta de ingredientes naturales para nutrir tu rostro. La puedes usar en distintos momentos, solo aplica sobre rostro y cuello con movimientos circulares ascendentes:

• Por las mañanas, tu piel necesita toda la protección para enfrentar la contaminación, estrés y cambios de clima. Primero limpia tu rostro a profundidad y después aplícala para hidratar y proteger tu piel todo el día.

• Por las noches, aprovecha que tu piel es más receptiva mientras duermes, desmaquíllala, límpiala y aplica la crema humectante para ayudar a restaurar y nutrir tu rostro. Cuando despiertes notarás como tu piel luce distinta y con un aspecto más saludable.

• Para una hidratación intensa úsala como mascarilla una o dos veces por semana, encuentra el momento de cuidar tu cara. Aplica una capa delgada visible, deja actuar por 3 minutos y retira el excedente con un pañuelo.

No deja sensación grasosa y la piel la absorbe fácilmente. Ten siempre a la mano esta crema humectante y sorpréndete de los beneficios que aportará a tu piel.

Disfruta de una piel brillante e hidratada todo el día. Sorprende a todos con la luminosidad y tersura que el poder de la almendra puede darte.