cuidado-de-la-piel cuidado-de-la-piel

¿Por‌ ‌qué‌ ‌amamos‌ ‌el‌ ‌agua‌ ‌micelar‌ ‌Garnier?‌

 

Somos muchas las que nos declaramos fanáticas de su efecto fresco y cómodo. ¿Por qué el agua micelar Garnier se convirtió en un ítem infaltable para tantas mujeres? Entérate todo sobre este producto que saltó de las rutinas secretas de las celebridades a nuestro neceser de todos los días.

Hace algunos años, el agua micelar era un secreto total. Reservada para las celebridades o las profesionales de la belleza, era uno de esos productos de culto que utilizaban solo las expertas. La mayoría de nosotras desconocía por completo qué era. Rápidamente el secreto salió a la luz y sus múltiples propiedades convirtieron al agua micelar en el limpiador favorito de muchas, que hoy no podrían imaginar cómo limpiar su rostro de otro modo.

El agua micelar y sus propiedades

Empecemos por saber todo lo que puede hacer por nuestro rostro. El agua micelar está compuesta de micelas, unos activos que son partículas ínfimas pero muy poderosas para atraer la suciedad del rostro. Son como imanes que se unen a las impurezas. Además, su fórmula está pensada para todo tipo de piel y resulta muy poco invasiva al momento de utilizarla. Esto se debe a que como las micelas se adhieren a lo que quieres retirar, no necesitas frotar.

Ya que combina todas estas propiedades de la mejor manera, el agua Micelar Garnier se convirtió en la favorita de quienes quieren aprovechar el poder de las micelas para atraer la suciedad y retirarlas fácilmente de la piel. ¡Y esto no es todo! El agua Micelar Garnier, además, tonifica la piel.

El resultado es un cutis limpio, sin impurezas y con una mejor apariencia que, luego de la limpieza, está listo para incorporar las propiedades de tus tratamientos cosméticos. Además, no irrita ni produce rojeces a la hora de limpiar. Al ser todo en uno, también desmaquilla y se siente como nutrida en rostro, ojos y labios.

Sigue nuestros consejos y aprovecha todas las propiedades del agua micelar. Únete a la comunidad de fanáticas que saben que una rutina complicada no significa una limpieza profunda y que con una sola pasada puedes conseguir una piel con aspecto más limpio, más nutrido y con muchísima suavidad.

Ya sabes. ¡Sólo se trata de aplicarla en el rostro, retirar suavemente y beneficiarte de todo lo que este producto tiene para dar! ¡Te van a encantar los resultados!

Conoce la rutina