cuidado-de-la-piel

Puntos Negros

No hay nada más incómodo que levantarte en la mañana y darte cuenta que aparecieron puntos negros en zonas de tu rostro donde definitivamente no había o de plano darte cuenta que ahora los que ya habías ubicado, son muchos más, ¡terror! Nosotros sabemos lo complicado y molesto que esto puede ser, sin embargo debes aprender a reconocer las situaciones que te hacen más vulnerable a su aparición en tu rostro y así poder evitarlos.

Si lo que estás buscando es un día de spa en casa utilizando una mascarilla para las imperfecciones, entonces, este artículo es para ti. No sólo encontrarás información de mascarillas para limpiar tu rostro, sino que también aprenderás que aún teniendo piel grasa es importante tener una macarilla para hidratar. ¿Verdad que no lo sabías?

Cuando se tiene piel con imperfecciones, podrás obtener mayor beneficio de productos como mascarillas y limpiadores profundos para disminuir y tratar el problema. A veces tener una rutina completa que se adecue a tu rutina puede parecer complicado ¿no sabes dónde empezar? Siguiendo estos tips:

1. Exfolia tu rostro: una de las cosas más importantes para combatir la piel con tendencia acnéica, es darle a tu piel una limpieza profunda. Los agentes exfoliantes que contienen ciertos productos ayudan a desobstruir los poros y evitar que se formen puntos negros. Pure Active 3 en 1 carbón de Garnier, es un gel exfoliante que además se puede usar como mascarilla, para cuando tu cara brille como foco y necesites matificarlo. Úsalo 2 veces por semana como exfoliante y 1 como mascarilla y siente tu piel más limpia día con día.

2. Mantén limpio tu rostro: si bien este punto no es una mascarilla, es importante que le des a tu rostro una rutina de uso diario para mantenerla libre de impurezas. Como no siempre hay tiempo de usar un producto complejo, nosotros te recomendamos utilizar el Gel Carbón Pure Active de Garnier, que combina activos purificantes del carbón con un poco de ácido salicílico, su fórmula ayuda a controlar el exceso de grasa en tu rostro, dejándola visiblemente más sana y alejada de las imperfecciones. Es ideal para tenerlo en tu ducha y usarlo diario.

3. No dejes de hidratar: aunque tu piel sea grasa, no dejes de hidratarla. Puede parecer que este consejo sea contraproducente pero el secreto está en encontrar un producto que te regrese agua y que no te deje un acabado grasoso así como regular el exceso de brillo durante el día. Para eso, prueba con la Mascarilla Negra en Tela Carbón de Garnier que purifica e hidrata tu rostro en 15 min. Usa 1 cada semana después de limpiar tu piel y ¡descubre una bomba de hidratación matificante!

Con estos tips integrados a tu rutina, podrás conseguir salir a la calle con una piel fresca y libre de excesos de grasa. Recuerda que una piel visiblemente saludable te ayudará en tu belleza natural. ¡Disfrútala y cuídala!