cuidado-de-la-piel

¿Sabes cómo desmaquillar los ojos de forma correcta?

Si quieres seguir conservando esa mirada y que tus pestañas no terminen por caerse, debes saber cómo desmaquillar los ojos correctamente, ya que hay que hacerlo con cuidado y delicadeza, para evitar la aparición o acentuar los signos de la edad.

Los ojos son una parte central a la hora de maquillarnos, muchas veces son los protagonistas y donde centramos toda nuestra atención, pero también son la parte más delicada de nuestro rostro y conviene ponerles mucha atención. Si quieres seguir conservando esa mirada y que tus pestañas no terminen por caerse, debes saber cómo desmaquillar los ojos correctamente, ya que hay que hacerlo con cuidado y delicadeza, para evitar la aparición o acentuar los signos de la edad.

Si desmaquillamos todos los días nuestro rostro y los ojos, estamos evitando que nuestra mirada se vea apagada y con impurezas. Para hacer este paso resulta clave el producto que elijas ya que debe ser uno que no dañe la piel fina y delicada de esta zona. Además debe ser efectivo para retirar cualquier tipo de maquillaje sin la necesidad de frotar tus ojos, ya que esto los debilita. Por ello te sugerimos elegir un producto que humecte, sea hipoalergénico y que a su vez, reconforte tu piel. Nuestra recomendación es un desmaquillante bifásico, el cual está compuesto por una base acuosa y otra oleosa que lo hace muy efectivo y delicado con tu piel.

Si aún no has elegido un desmaquillante o ninguno te convence, es hora de que pruebes el Agua micelar desmaquillante en Aceite/Óleo de Garnier, pues contiene micelas que actúan como imanes y remueven el maquillaje intenso y a prueba de agua. Además, también contiene aceite de argán que reconforta y cuida tu piel. Su aroma y su textura son delicados con tus ojos siendo la solución ideal todo en uno para todo tipo de piel, incluso las más sensibles.

Para aplicarlo correctamente solo sigue estos pasos:

Siempre que toques tu rostro es importante que te laves tus manos.
Agita el desmaquillante para mezclarlo.
Vierte un poco de agua micelar en un algodón de disco.
Cierra los ojos y coloca el algodón mojado sobre el párpado por unos 10 segundos.
Presiona delicadamente y deslízalo hacia arriba, hacia abajo y de forma horizontal.
Es muy importante que no talles o frotes el algodón, ya que esto, a la larga, perjudicará tu piel.
Repite esta acción en el otro ojo con otro algodón, no uses el mismo.
Siguiendo estos sencillos pasos, podrás desmaquillarte diariamente sabiendo que no dañas tu piel y la cuidas siempre.