LOS PEINADOS MÁS VANGUARDISTAS PARA EL CABELLO RIZADO NATURAL

¿Nunca estás satisfecha con tu corte? ¿Estás resignada a recogértelo con una liga en una especie de moño encrespado o a dejar tus chinos libres y desordenados? Aquí te damos unas ideas geniales de cortes para cabello rizado, y no estamos hablando de los disque "peinados para cabello rizado" de las revistas que apenas cuentan como ondulados.

Elige tu corte con cuidado
El primer paso es cómo te cortas el cabello. Recuerda que el fleco es casi imposible de llevar con rizos muy gruesos y si no quieres que se encuadre tu rostro, tu mejor opción es un fleco muy largo lateral. Esto funciona muy bien con peinados versátiles en los que puedes suavizar la parte de arriba y elegir lo rizos suaves o duros que quieres que se vean de la parte más cercana a las puntas.

¿Te gusta largo?
Para cabello largo y grueso será mejor que el corte sea en muchas capas finas para limitar el volumen. Para el cabello delgado, las capas son ideales ya que evitan el temido look "cabeza de triángulo". Si lo que necesitas es volumen extra, prueba un acondicionador volumizante o un spray para el cabello; aplícalo sobre el cabello húmedo antes de usar el difusor del secador para darle un verdadero gran volumen a tus chinos.

A menos que logres un look afro, el cabello rizado largo se ve mejor con rizos controlados y amplios que van de mitades a puntas. Estos son fáciles de crear tan solo con una secadora y un cepillo grueso redondo, asegurando que tu cabello no esté demasiado dañado por el uso de las planchas y dándole un aspecto más natural.

Un peinado partido es una muy buena opción para el cabello largo, que te permite equilibrar los rizos gruesos de la parte cercana a las puntas con una tira suave lateral. Recuerda que tu mejor aliado es el aceite o serum para cabello, muy bueno para erradicar el frizz y crear un look suave y brillante que anuncia a los cuatro vientos un cabello sano.

Deslumbra con el cabello corto
Los peinados de cabello corto rizado pueden ser fabulosos, sólo asegúrate de mantenerlo a la medida de una media melena y cortarlo en capas para evitar mucha masa. Con este estilo, lo único que necesitas es tu difusor y un poquito de mousse. Apriétalo con tus manos y sécalo con el difusor de las puntas a los medios, no en la parte superior, para crear unos rizos brillosos y flexibles.