¿POR QUÉ TENGO ACNÉ?


¡COMEDONES! NUESTRO PEOR ENEMIGO
Los comedones, también conocidos como granos, son los síntomas clásicos del acné. Los comedones abiertos son puntos negros y los comedones cerrados son puntos blancos.

¿POR QUÉ APARECEN?
Los granos salen cuando las células de la piel alrededor de los folículos de los vellos tienen una funcionalidad anormal que obstruye el proceso de peeling o descamación.

CÓMO SE GENERAN LOS PUNTOS NEGROS
Cuando se acumula el sebo en la raíz del vello y este no logra escapar hacia la superficie de la piel, se generan los puntos negros. El sebo se oxida al entrar en contacto con el aire y se oscurece, formando así un punto negro.

CÓMO SE GENERAN LOS PUNTOS BLANCOS
En el caso de los puntos blancos, una capa de células cubre la acumulación de sebo. El sebo no está en contacto con el aire, así que se forma el punto blanco.

Los granos rojos, también llamados «pápulas» o «pústulas», están causados por la bacteria P-acnes, presente de forma natural en la flora de nuestra piel.

La bacteria P-acnes se desarrolla en el folículo capilar. Al entrar en contacto con el sebo, P-acnes forma lesiones inflamatorias que aparecen en la piel como granos rojos.

PRUEBA ESTAS SOLUCIONES:
Para puntos negros y puntos blancos: Exfolia la piel regularmente. Prueba el cepillo exfoliante Pure Active Exfobrush para eliminar el exceso de células que genera el bloqueo del sebo.

Para los granos rojos: Purifica la piel con la loción o el gel limpiador Pure Active Intensive. Perfecciona tu acción desmaquilladora con la loción tonificante Pure Active Intensive. Y finalmente, erradica las imperfecciones bacterianas con el hidratante Pure Active Intensive Roll-On and 24h Moisturizer.