ACLARAR EL CABELLO: DE CASTAÑO A RUBIO

¿Has soñado con ser rubia pero siempre te ha dado miedo dar el primer paso? ¿Has oído que las rubias se divierten más y estás que ardes por dejar tu viejo y aburrido look de cabello oscuro y cambiarlo por un estilo claro lleno de luz? ¡Aquí compartimos algunas cosas que debes saber!


El cabello rubio no es sólo para la Navidad

Ya has oído las advertencias, conoces los consejos y no te lo vamos a negar: ¡todo ello es verdad! Teñirte de rubio es un compromiso serio, un compromiso que debe contemplarse con calma antes de adquirirlo, pero cuando lo hagas, verás que te cambiará la vida.
Así que antes que nada, ¿qué tipo de rubio quieres adoptar? Si estás dando este paso tan drástico, necesitas asegurarte de que te quede bien. ¿Qué tipo de tono de piel tienes? ¿Tu piel es muy clara, media u oscura? ¿Tienes tonos de piel fríos o cálidos? Todo esto tiene peso en el tipo de rubia que mejor te quede.


A las personas con tonos de piel fríos le quedan mejor los amarillos, azules y verdes; a menudo las personas con piel clara son a las que mejor les quedan los rubios platinos luminosos.
Si tienes un tono de piel cálido, te quedan mejor los rojos, rosados y anaranjados; por lo tanto, lo ideal sería que te abstuvieras de rubios cenizos más duros y probaras los tonos dorados o caramelo. Checa toda la gama de tintes rubios de Garnier donde encontrarás ideas fantásticas para el tinte permanente y prueba el cuestionario "Encuentra el tuyo" para ubicar el mejor tono para ti.

Recuerda, aclarar el cabello no es un proceso rápido. Debes decolorar tu cabello, teñirlo, volver a decolorarlo y así sucesivamente, con mucho acondicionador y tonificador entre medio, antes de lograr el color perfecto que necesitas. Esto llevará tiempo, así que no te vayas a echar para atrás entre tintes, ¡estás a unos pocos pasos de tu look rubio de ensueño!